Sin embargo, estoy vivo...

"Sin embargo, estoy vivo y mi deseo más ardiente es transformarme".

Elias Canetti